lunes, 5 de septiembre de 2011

Café Apaneca


Para los productores de café que trabajan las fértiles tierras de la cordillera de Apaneca, el ritmo es simplemente el resultado de hacer las cosas bien. Se planta solo lo mejor de la variedad arábica y se nutre el suelo con abono a partir de las hojas de los árboles de sombra y la pulpa de las cerezas del café. En esta altura, los árboles de café crecen lentamente en el aire - dando menos cerezas que tardan más en madurar. Por otra parte, los granos más pequeños, más densos, más complejos producen un café con una acidez refrescante, cuerpo redondo (completo) y jugoso notas cítricas - las cualidades que hacen que el café de El Salvador sea tan popular entre los conocedores del mundo entero. Sólo sirve para demostrar que a veces tomar las cosas con calma es la mejor manera de salir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada